Blanca Nubia Correa, integrante de la asociación de víctimas Mujeres Caminando por la Verdad, recuerda como fue la Operación Mariscal el 21 de mayo de 2002 en la Comuna 13 de Medellín.

Ella estaba durmiendo en su casa cuando empezó el enfrentamiento. Recuerda que llegaron los militares, encerraron el barrio por todos lados, atropellaron a la gente y tiraron demasiados gases lacrimógenos.

Cuando abrió la ventana de su casa para ver qué pasaba, un soldado la golpeó con el fusil y le ordenó cerrar de nuevo. “Yo me tiré hacia atrás, pare colchones y me metí con mis hijos al baño. En todo caso una bala atravesó y abrió parte del costado de la pared”, recordó Blanca Nubia.

A 15 años de su ejecución, los familiares de las víctimas piden verdad y justicia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here