Fortalecer las diferentes iniciativas juveniles que resisten al conflicto armado que vive Medellín y, de paso, aportar desde la mirada de los jóvenes a los diferentes procesos de reconstrucción de memoria histórica, son los principales propósitos de la “Calle de la Memoria”, actividad que tendrá lugar el próximo 18 de julio y en el que confluirán diversas experiencias de participación juvenil de la ciudad.

La concentración, que comenzará desde las 11:00 de la mañana, tendrá como epicentro la calle 49 con carrera 36, barrio Buenos Aires. Allí se podrá apreciar, a manera de gran bazar, las acciones de resistencia al conflicto armado que adelantan cerca de 15 iniciativas juveniles en barrios de Medellín así como en el corregimiento San Antonio de Prado y el municipio de Marinilla.

Dicha presentación pretende reflejar la creatividad con la que decenas de jóvenes, en distintos sectores de la ciudad, optan por alternativas distintas a las que ofrecen los grupos armados así como sus posturas políticas frente a las problemáticas que más los aquejan.

Paralelo a ello estará el Túnel de la Memoria, iniciativa liderada por el Programa de Atención a Víctimas de la Alcaldía de Medellín y que ya ha recorrido varias comunas de la capital antioqueña. En esta ocasión, se busca que los jóvenes expresen, desde sus propias narrativas musicales, artísticas, fotográficas, literarias, audiovisuales o teatrales, cómo el conflicto armado que ha vivido la ciudad a lo largo de 20 años ha impactado en la población joven.

Para Laura Rico, integrante de la Corporación Platohedro, organización que acompaña la realización de este evento, la importancia del mismo radica en la necesidad de reconocer al joven como víctima del conflicto armado y, por ende, como sujeto que puede aportar en la construcción de memoria histórica como garantía de no repetición.

“La idea es revivir recuerdos, traer del pasado al presente, por unos instantes, la presencia viva de muchos jóvenes que han muerto o desaparecido en Colombia y en la cuidad y de acontecimientos que han quedado en el olvido como consecuencia de la amnesia del país en el que vivimos”, señala Rico.

La “Calle de la Memoria” también será la oportunidad para que jóvenes de distintas comunas exhiban lo mejor de su talento musical como es el caso de la batalla de “MC’s”, es decir, jóvenes que utilizarán el tema de la participación política juvenil para repentizar líricas en género de hip-hop. Junto a ellos estarán integrantes de escuelas juveniles de break-dance (más conocidas como B-boys) de las comunas 6, 8 y 13.

La jornada terminará con un concierto de la agrupación Niquitown, conformada por jóvenes de la ciudad que fusiona la energía de géneros como el ska, reggae, el son cubano, entre otros, con la fuerza de sus mensajes políticos y críticas a las prácticas de exclusión y desigualdad social.

Durante el evento, que contará con la presencia de colectivos juveniles de otras partes del país, se llevará a cabo la presentación en sociedad del proyecto “Moción de Claridad”, experiencia que articula la formación política y en derechos de juventud con el desarrollo de medios de expresión alternativos y que a lo largo de los dos últimos años ha logrado vincular a estudiantes e integrantes de organizaciones juveniles de todo Medellín y algunos municipios del Oriente antioqueño.

De acuerdo con los organizadores, la actividad reviste total pertinencia dado el contexto en que se desenvuelven actualmente los jóvenes, principalmente aquellos de barrios populares, marcado por el enfrentamiento constante entre grupos armados, la imposición de límites territoriales que impiden su movilidad, la estigmatización proveniente de algunos sectores de la sociedad y la presión de reclutamiento por parte de los violentos.

“Los jóvenes de Medellín titubean entre un arma y una guitarra o una cámara de fotos o un pincel”, agrega Laura Rico, señalando que la importancia de los espacios de partición juvenil reside en que allí, la juventud encuentra afectividad, valoración, acogida y reconocimiento, aspectos que le permite desarrollar acciones para vencer el anonimato y fortalecer el sentido de pertenencia y reconocimiento individual.

“Pero hoy la realidad muestra cómo los grupos armados y delincuenciales han ganado terreno y se ha convertido en la vía más fácil para alcanzar dicho objetivo y es en este contextos en los que se inscriben las iniciativas de resistencia juvenil que participarán en la Calle de la Memoria”, reconoce la integrante de Platohedro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here