NORDESTE ANTIOQUEÑO

Subregión conformada por 10 municipios, que acogen a 189.781 habitantes. Esta cifra equivale al 2.8% de la población de Antioquia para 2017.104.342 habitantes de esta.

Subregión se hallaban inscritos como víctimas del conflicto armado en el RUV hasta 2016, algo así como el 54,9% de la población actual.

Municipio Zona Superficie medida en km2 Población DANE para 2017 Víctimas con corte año 2016
 Segovia Minera 1.231 41.205 19.301
 Remedios Minera 1.985 30.613 14.903
 Amalfi Meseta 1.21 22.414 11.687
Vegachí Meseta 512 9.108 7.358
Yolombó Meseta 941 24.809 10.096
Yalí Meseta 477 8.486 2.984
Cisneros Nus 46 8.932 2.17
San Roque Nus 441 16.52 11.411
Santo Domingo Nus 271 10.173 7.154
Anorí Río Porce 1.43 17.521 17.278
TODOS 8.544 189.781 104.342
  • Es la segunda subregión productora de oro en Antioquia. Es decir que una buena porción de la población se dedica a la minería.
  • El resto de pobladores se dedican a la agricultura, la ganadería, la explotación maderera y la actividad comercial.
  • Históricamente, en esta subregión se han presentado  conflictos por el dominio de la explotación de los recursos naturales por parte de agentes externos a los pobladores de la región (las grandes trasnacionales del oro).
  • También presencia de grupos armados con corredores estratégicos, principalmente guerrilleros y paramilitares que llegaron a las zonas mineras y desde ahí se extendieron a las zonas rurales.
  • Paramilitares y guerrilleros del ELN han sido responsables de acciones como masacres, bloqueos económicos, desplazamientos forzosos, señalamientos, intimidaciones, torturas, amenazas, y otras formas de represión.

Es una de las subregiones periféricas respecto de otras de mayor desarrollo en el Departamento de Antioquia, como el Valle de Aburra, Oriente y Urabá; altamente conflictiva, con presencia de actores armados ilegales y débil presencia del Estado como una constante; con recursos escasos en materia fiscal para actuar como Estado en lo municipal; bajos  niveles de formación ciudadana para la interacción con los gobiernos y la gestión pública; precaria o nula información sobre el desempeño de la gestión pública, unido a la poca confianza de sus habitantes frente a lo que hacen los gobiernos y partidos; la debilidad de espacios ciudadanos apropiados, que hagan seguimiento, control y generen propuestas de mejoramiento de las acciones públicas en bien de la población y de buenos gobiernos- Gobernabilidad democrática.

Los rasgos que evidencian el grado de conflictividad, es que son territorios en disputa por actores armados ilegales y con alto número de población víctimizada.

En el Departamento de Antioquia, la región del nudo de Paramillo ha sufrido las consecuencias del conflicto armado y la violencia en sus distintas manifestaciones, con afectaciones en los distintos actores sociales y comunitarios (líderes y lideresas sociales, organizaciones de base, asociaciones de mineros artesanales e informales, organizaciones de víctimas, población campesina rural,  indígenas, afro descendientes, niños, niñas, jóvenes y mujeres) como por la institucionalidad presente en el territorio. Además, la subregión del Norte y del Nordeste cuenta con un frágil tejido social organizado y una institucionalidad asediada, muchas veces por el miedo, la amenaza, los hostigamientos, la cooptación e intimidación, teniendo como telón de fondo un conjunto de prácticas socio culturales estigmatizadoras e intolerantes a las que han sido sometidos las personas, las organizaciones y las instituciones, que dificulta emprender acciones de promoción y defensa de los Derechos Humanos en la subregión ante un entorno irreflexivo, sometido a las dinámicas de la guerra, la ilegalidad y la naturalización de la muerte.

Nombre del proyecto Objetivos Temas Estrategias y ámbitos de trabajo Destinatarios /as
Derechos sin Estigmas: estándares de DDHH, empresas y veeduría ciudadana en 2 municipios de la región del Nudo de Paramillo Reforzar el papel de la sociedad civil y de las instituciones gubernamentales del nivel local en la promoción y la defensa de los DDHH, promoviendo el cambio cultural y la veeduría ciudadana en los actores sociales, comunitarios e institucionales con el propósito de contribuir a mejorar el respeto en la diversidad de los derechos humanos y la acción de control de la ciudadanía frente al impacto de las Empresas en la situación de Derechos Humanos mediante el dialogo diverso, la incidencia política y la generación de opinión pública en el marco de una cultura de paz en los territorios Promoción de los Derechos Humanos y la NO discriminación
Empresa y Derechos Humanos

Promoción del cambio cultural y al desarrollo de capacidades en actores territoriales para el control ciudadano

Formación a través deEscuela permanente e itinerante en la región
Seguimiento e incidencia en la política pública
Creación de espacios para el Dialogo Diverso
Comunicación y opinión pública
Empoderamiento de las mujeres y participación igualitaria

Actores comunitarios, sociales  e institucionales con presencia territorial, y particularmente con los gobiernos locales de los  2 municipios y el gobierno departamental, enfatizando en mujeres, jóvenes y personas LGTBI